EN BUSCA DE LO QUE NOS UNE Y NOS HACE HERMANOS: CRISTO

EN BUSCA DE LO QUE NOS UNE Y NOS HACE HERMANOS: CRISTO
¡Me gustaría amar como Él me ama!

sábado, 3 de agosto de 2013

VAN THUAN REZA POR NOSOTROS DESDE EL CIELO

Nuestro hermano Van Thuan, desde el Cielo quiere regalarte estos pasitos de esperanza para caminar, hermano, hermana: Llénate de su paz!!! Gracias!!!
 Deseo que estas reflexiones sencillas y sin rodeos puedan iluminarte, pacificarte y hacer de ti un apóstol, un hombre de oración y de amor. Que la paz y la gracia del Señor estén siempre contigo en el camino de la esperanza,
QUERIDO HERMANO /A: El Señor te ha colocado en este camino para que te pongas en marcha y “des mucho fruto” (cf. Jn 15,16). Es el camino de la Esperanza; hermoso como la esperanza que lo ilumina.
El secreto de este camino es triple: 1. Partir: “Renunciar a uno mismo”. 2. Hacer la tarea: “Tomar la propia cruz cada día”. 3. Perseverar: “Seguir al Maestro”.
Si has renunciado a todo sin renunciar a ti mismo, en realidad no has renunciado a nada, porque poco a poco volverás a apegarte a todo lo que habías dejado.
Abraham emprendió el camino con la esperanza de la Tierra Prometida. Moisés partió con la esperanza de liberar de la esclavitud a su pueblo. Jesús mismo se puso en marcha; bajó del cielo con la esperanza de salvar a los hombres....Y TÚ?
Los que se ponen en marcha se ríen de la opinión del mundo y de sus rechiflas. Los tres magos salieron esperando encontrar a su salvador y lo encontraron. Francisco Javier partió con la esperanza de salvar almas y las encontró. María Goretti salió dispuesta a resistir la tentación y encontrar al Señor; y lo encontró...y TÚ QUE TE HAS PROPUESTO SER LIBRE Y ALCANZAR LA PAZ POR AMOR, Y LO CONSEGUIRÁS!!
Perder para ganar. Morir para vivir. Dejar para volver a encontrar. Los reyes magos afrontaron peligros y burlas. Francisco Javier soportó el alejamiento de los suyos, la pérdida de sus bienes y la privación de su bienestar. María Goretti sacrificó su vida. TÚ TAMBIÉN harás muchas maravillas para el Reino, conseguirás traer la frescura de Dios a tu vida cotidiana, y ayudarás con ella a muchos a abrazar su cruz!
Avanza en el camino de la esperanza, dejarte conmover por los llantos a tu alrededor, como San Pablo: “Me aguardan prisiones y tribulaciones”; y como Jesús: “Subo a Jerusalén para sufrir la pasión”. Eres un bienaventurado/a, AMIGO MÍO, AMIGA MÍA!!!
Riqueza o pobreza, reproche o elogio, gloria o deshonor. Nada tiene importancia cuando uno se ha puesto en el camino de la feliz esperanza y cuando se aguarda el regreso de Jesucristo, nuestro Salvador. Yo soy la verdad” (Jn 14,6), ¡no los periódicos, la radio o la televisión!
REZO POR TI DESDE EL CIELO, tu servidor en Cristo: Van Thuan>>


No hay comentarios:

Publicar un comentario