EN BUSCA DE LO QUE NOS UNE Y NOS HACE HERMANOS: CRISTO

EN BUSCA DE LO QUE NOS UNE Y NOS HACE HERMANOS: CRISTO
¡Me gustaría amar como Él me ama!

lunes, 1 de abril de 2013

Jueves Santo: Día del amor fraterno. Celebración de los oficios en la cárcel:


Jesús misericordioso, en el día del amor fraterno, en el que te haces servidor de tus hermanos: GRACIAS, por descubrirme que Dios, nuestro Padre, me pensó, me amó y me creó para estar hoy aquí entre los presos, mis hermanos bienaventurados, a punto de ser lavada por Paulino, el capellán de la cárcel...estoy en un banco al lado de un preso que a lo mejor ha matado a su mujer, o ha robado, o ha violado, etc... y me siento emocionada, abrumada, y alegre de poder representar a todos los voluntarios que se dejan la piel ayudando y sirviendo como tú...Si hace tres años me regalaste que una monja clarisa me lavara los pies en Belalcázar, hoy, 28 de marzo de 2013, me regalas que el propio capellán de la cárcel, Paulino Alonso, tu querido elegido y servidor, me los lave desde el entorno de Misericordia más hermoso que he conocido nunca, después del cofensionario: LA CÁRCEL! Y ahora, jajja, pienso en los días que estaba en clausura y rezaba por las cárceles del mundo, para que se convirtieran en conventos de paz y amor, es como si hoy estuviera experimentando esa oración tan fuerte que tuve aquel día! Eres sorprendente, Dios mío!!!

Esta es la segunda Pascua de mi vida convertida que celebro desde tu Corazón, y me has regalado ver el rostro de la misericordia y la bienaventuranza en estos hermanos míos, borrando todo temor, todo prejuicio, todo límite...mis oraciones dan su fruto: la cárcel es una casa de AMOR cuando TÚ la abrazas, una oportunidad constante de FE, de conversión...y me lo has demostrado con varios testimonios de presos convertidos, con los que he podido hablar abiertamente, como el testimonio de Edgar...

Hoy siento más que nunca que la libertad está sólo en el corazón y la peor cadena que llevamos es la de no amarnos como TÚ nos amas, ser incapaces de amar es nuestra peor condena, síii! , peor condena que no salir en 25 años de este lugar, o peor que ir a la celda de aislamiento, por muy duro que sea físicamente...Hoy me estás demostrando que en cualquier circunstancia TÚ sigues reinando y tu CRUZ es dulce y genera frutos de amor para quien la acoge...y esto no es idealizar nada, esto es creer que estás entre nosotros y por eso transformas una realidad completamente insoportable para nosotros, pero que con tu AMOR puede ser santificadora!

Sé que de esta cárcel también saldrán santos, Señor! Aunque la Iglesia no proclame sus nombres, pero TÚ bien los conoces!!!

Hoy he recibido abrazos, besos y bendiciones de personas que están condenadas por delitos muy grandes a ojos de nuestro mundo, pero que son amadas por TI desde siempre hagan lo que hagan. Hoy me has demostrado que si TÚ quieres, lo imposible para nosotros, como ese amor a los enemigos, es posible desde tu CORAZÓN. Hoy siento todo el peso de los pecados de estos presoso, pero no desde el sufrimiento, sino desde tus brazos extendidos en el servicio y la entrega...y hoy, más que nunca, sé que me llamas para estar cerca de los que sufren, HÁGASE EN MÍ! Soy tuya, Señor!
Cuando me olvido de mí misma y te busco en mis hermanos sufrientes pero bienaventurados, soy inmensamente feliz ayudándoles, dándoles eso que carecen: compañía, cariño, palabras de amor, escucha, etc...¡GRACIAS POR EL DON DE CONTEMPLARTE VIVO EN ELLOS! Mi vida estaría vacía sin servirte a Ti...Sólo quiero ser libre para darte mi corazón, que te pertenece desde siempre.
Gracias por poder ponerte rostro en:

  • Edgar (guitarrista convertido en la cárcel que te alaba con su voz y que va a salir en unos meses en libertad. Su rostro es de esperanza, fe, confianza en Ti y agradecimiento...)
  • Mario: judio resentido que asiste a misa sólo por romper la rutina y poder relacionarse con compañeros de otros módulos. En él he contemplado el rostro de incomprensión, rebeldía, sed de venganza, y por lo tanto me siento responsable y enviada a rezar por su paz y conversión. Ayúdale a ablandar su corazón.
  • Jesús: joven muy alegre que sale en unos meses.
  • Paulino: pastor trinitario comprometido que me ha lavado los pies.

¡Qué contradicción! Todos buscamos autosuficiencia, libertad, etc...en la celebración hemos escrito deseos que queremos que renazcan de tu Resurrección, y seguro que son de este tipo: que salga de la cárcel pronto, etc...y en una pila hemos quemado los pecados y todas las cosas que nos arrepentimos y que queremos que mueran en la cruz con Jesús mañana...y en mi oración, te contemplo y veo que por AMOR te has quedado preso y encarcelado en la Eucaristía todos los días de nuestras vidas para acompañarnos y darnos tu fuerza y esperanza. A pesar de nuestros olvidos, de nuestra falta de amor y entrega...TÚ, Señor del Universo, eliges hacerte preso en nuestro corazón para enseñarnos a amar en cualquier circunstancia...

Sólo puedo orar diciéndote que seamos obedientes como Tú y abracemos la cruz que nos toque como camino de santidad, igual que TÚ lo hiciste. AMÉN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario