EN BUSCA DE LO QUE NOS UNE Y NOS HACE HERMANOS: CRISTO

EN BUSCA DE LO QUE NOS UNE Y NOS HACE HERMANOS: CRISTO
¡Me gustaría amar como Él me ama!

domingo, 27 de junio de 2010

EL SEGUIMIENTO DE JESÚS ES UNA LOCURA DE AMOR (reflexión dominical de la Palabra)

ME ENCANTAN LAS LOCURAS DE AMOR, LOS DESAFÍOS Y LOS RETOS, POR ESO ME ATRAJO SIEMPRE LA FIGURA DE JESUCRISTO.

SIEMPRE LE HE TENIDO COMO MODELO...PERO HE TENIDO QUE VIVIR MUCHAS MUERTES Y PURIFICACIONES PARA ACEPTAR, PLENAMENTE LIBRE Y CONSCIENTE, QUE ESTE MODELO SE CONVERTIRÍA ALGÚN DÍA EN MI MÁS FIEL AMIGO Y MAESTRO, EL ÚNICO QUE CONOCE MI CORAZÓN DE VERDAD, HASTA LA MUERTE...

YA QUE SEGUIR A JESÚS ES UNA LOCURA DE AMOR, Y ES ALGO DE OTRO MUNDO, YA QUE ES UN DESEO QUE SUPERA TODA REALIDAD, Y QUE VA MÁS ALLÁ DE LA REALIDAD QUE VEMOS, NO PODEMOS PERMITIR QUE SE CONVIERTA EN UN PASATIEMPO A TIEMPO PARCIAL O EN UNA ACOMODACIÓN A NUESTROS INTERESES MEDIOCRES (QUE POR MUY ORIGINALES Y EXCÉNTRICOS QUE SEAN, SI NO CONCUERDAN CON EL PLAN DE DIOS EN NOSOTROS, JAMÁS NOS DARÁN LA PLENA FELICIDAD)...

SEGUIR A JESÚS ES ALGO MUY RADICAL...POR ESO NOS AVISA TANTO HOY EL MAESTRO: IMPLICA PERDER LA VIDA PARA HACERSE EXCLAVO DEL PRÓJIMO POR AMOR, Y CON ELLO GANAR LA VERDADERA LIBERTAD, PERO EL CAMINO NO ES FÁCIL, PERO ES EL ÚNICO! (SI HUBIERA OTRO, NOS LO HABRÍA DICHO...JESÚS NO ES MASOCA, ES LA VERDAD!!!)

EN EL SEGUIMIENTO DE JESÚS HE DESCUBIERTO QUE NO HAY MEDIAS TINTAS NI CAMINOS HÍBRIDOS...SINO UNA DISYUNTIVA CLARA:
LA VERDAD O LA MENTIRA...

EN MI VIDA HE PODIDO, EN MUCHAS OCASIONES, ODIAR O AMAR A JESÚS, SEGUIRLE O NO SEGUIRLE, QUERERLE O ENFADARME CON  ÉL, LIBREMENTE, PORQUE ÉL JAMÁS ME HA OBLIGADO A NADA, AUNQUE SÍ SE HA ACERCADO A MÍ DE MUCHAS FORMAS Y ME HA ENSEÑADO SU REINO...PERO JAMÁS HE PODIDO PERMANECER INDIFERENTE ANTE ÉL!

...HOY, JESÚS ME HA HECHO BAJAR DE NUEVO DEL TABOR (EN EL QUE TAN FELIZ ME ENCUENTRO) PARA PREPARARME PARA LA PASIÓN, MUERTE Y NEGACIÓN DE MÍ  MISMA SI QUIERO SER SU DISCÍPULA AMADA Y VIVIR SU VIDA...SEGUIRLE SUPONE SACRIFICIOS, CLARO, PERO ES MÁS GRANDE LA RECOMPENSAAA Y EL AMOR QUE SIENTO POR ÉL!

AL FINAL, MI VERDADERO BAUTISMO ES MI PROPIA MUERTE CADA DÍA PARA DARLE EL SÍ DEFINITIVO AL SEÑOR...

...DESPUÉS DE NEGARME A MÍ MISMA, TENGO QUE EMPRENDER EL CAMINO Y MIRAR HACIA DELANTE, PASE LO QUE PASE...Y LO QUE NOS VA A ANUNCIAR JESÚS EN JERUSALÉN NO ES MUY AGRADABLE, YA QUE ES LA CONSUMACIÓN DE LA PASIÓN Y MUERTE, NECESARIAS PARA LA RESURRECCIÓN...

¡¡¡QUÉ BONITO ES VIVIR EN UNA PASCUA PERMANENTE Y PROCLAMAR QUE CRISTO HA RESUCITADO!!!, SÍ, ES BONITO Y NECESARIO ESE DESEO Y ESE ÍMPETU JUVENIL...PERO, PARA QUE SE QUEDE ESA PASCUA ENCARNADA EN NUESTRAS VIDAS Y PERMANEZCA EN NOSOTROS, TENEMOS QUE DEJAR QUE JESÚS NOS CAMBIE, ENTREGARNOS CON MADUREZ INQUEBRANTABLE Y NO MIRAR ATRÁS...NO ANTEPONER NADA A SUS PLANES PARA NOSOTROS, AUNQUE NO LE ENTENDAMOS AL PRINCIPIO, Y FIARNOS SIEMPRE DE SU VOLUNTAD Y DE SU PALABRA, PORQUE ES LO MEJOR QUE NOS PUEDE PASAR... SIN NINGUNA DUDA...AUNQUE HAYA UN CALVARIO Y UNA CRUZ QUE LLEVAR PRIMERO, EN LA MEDIDA QUE LA ACEPTEMOS SE NOS HARÁ LLEVADERA Y DULCE...

POR ESO, SEGUIR A JESÚS IMPLICA UNA GRAN LOCURA DE AMOR Y HABER SIDO ELEGIDOS POR EL PROPIO DIOS Y SER DOTADOS DE UNOS DONES ESPECÍFICOS DEL ESPÍRITU SANTO PARA PODER SOPORTAR PARTE DE LA PASIÓN QUE NOS TOCA, PORQUE, POR NUESTRAS PROPIAS FUERZAS HUMANAS, JAMÁS PODRÍAMOS PERSEVERAR...PERO, COMO DICE SAN PABLO EN SU MAGNÍFICA CARTA, SI NOS GUÍA EL ESPÍRITU, YA NO SEREMOS EXCLAVOS DE LA CARNE, NI DE NOSOTROS MISMOS, SINO QUE SEREMOS LIBRES PARA QUE JESÚS NOS DÉ LA PLENITUD CON SU VIDA...Y SÓLO ASÍ PODREMOS AMAR COMO ÉL NOS AMA...
¡EN ESTO CONSISTE TODO EL EVANGELIO Y TODA NUESTRA PLENITUD: EN NO PONERLE IMPEDIMENTO AL ESPÍRITU SANTO Y OBEDECER TODAS SUS INSPIRACIONES PARA SEGUIR A JESÚS!

POR MUY DIFÍCIL QUE SEA EL CAMINO, ANIMÉMONOS UNOS A OTROS Y SI HEMOS TENIDO LA GRACIA DE ENCONTRARNOS CON CRISTO, NO MIREMOS ATRÁS...¡¡¡CONFIEMOS COMO MARÍA CONFIÓ!!!

¡JAMÁS TENDREMOS OTRA MEJOR OPORTUNIDAD EN NUESTRA VIDA, JAMÁS SE PRESENTARÁ ALGO MEJOR EN NUESTRA VIDA QUE LA LLAMADA DEL DIOS VIVO ENCARNADO PARA QUE LE SIGAMOS!

¡¡¡ESTEMOS ATENTOS PARA VER QUÉ QUIERE DE NOSOTROS HOY EL SEÑOR...Y DÉMOSLE NUESTRAS VIDAS, PUES, AL FIN Y AL CABO, QUERAMOS O NO, REBELDES U OBEDIENTES, NUESTRAS VIDAS LE PERTENECEN...Y, TARDE O TEMPRANO NOS DAREMOS CUENTA DE ELLO!

GRACIAS, PORQUE ME HAS CREADO HOY, DE NUEVO, PERO DESPUÉS DE SEGUIRTE, DE VENCER EL MIEDO Y DE DAR LIBREMENTE ESE PASO QUE TANTO ME HA COSTADO, EL PASO DE DECIRTE: "SÍ, SIGO CONTEMPLANDO MI VIDA EN TI Y ME DEJO TRANSFORMAR POR TI"...

SÓLO CUANDO TE PONES EN CAMINO Y DAS EL PASO HACIA DELANTE, SE ENCIENDE LA NUEVA LUZ QUE ESTABAS ESPERANDO...

"SÉ DE QUIÉN ME HE FIADO", ESE DEBE SER NUESTRO ÚNICO PENSAMIENTO CADA VEZ QUE TENGAMOS DUDAS Y GANAS DE VOLVER ATRÁS O ACOMODARNOS...NOS HEMOS FIADO DEL AMOR INQUEBRANTABLE, DE LA FIDELIDAD INFINITA DE LA ÚNICA VERDAD DE LA HUMANIDAD PARA SEGUIR NUESTRA LOCURA DE AMOR CON JESÚS Y LLEGAR A BUEN PUERTO, EL DE NUESTRA PLENITUD! GRACIAS!

domingo, 20 de junio de 2010

LA CRUZ ES EL TRIUNFO DEL AMOR (Reflexión de la palabra Dominical)

JESÚS, NUESTRO MESÍAS Y REDENTOR, NOS ANUNCIA HOY EL CAMINO DE CRUZ Y DONACIÓN DE SÍ MISMO, PARA REGALARNOS SU PROPIA VIDA POR AMOR INCONDICIONAL A NUESTRA LIBERTAD...Y NOS REVELA QUE EL ÚNICO CAMINO VERDADERO DE LA IGLESIA Y DE LOS DISCÍPULOS QUE QUIERAN SEGUIRLE EN VERDAD ES EL DE LA CRUZ Y LA OBEDIENCIA AL PADRE POR AMOR.

Ante un Evangelio como éste, y después de haber estado con Jesús Transfigurado en el monte y ver que Él tiene todo el poder del Padre y podría evitar el sufrimiento...llega nuestro problema humano por excelencia, y con el que también se enfrentaron los apostoles: la desobediencia, y el preferir que Cristo no suba a la CRUZ y salve al mundo de otra manera, tal vez castigando en las cárceles a los criminales, tal vez sentenciando a pena de muerte a los pecadores que se lo merecen, tal vez utilizando la guerra para imponer su régimen...pero NO, JESÚS JAMÁS PUEDE ACTUAR COMO LOS HOMBRES...POR ESO, COMO DIOS MISMO QUE ES, HA TENIDO QUE BAJAR DE LOS CIELOS Y ABRAZAR ESA CRUZ QUE JAMÁS NINGÚN HOMBRE ABRAZARÍA, PARA AMARNOS A TODOS Y MOSTRARNOS LA VERDADERA JUSTICIA, A SU MANERA: ¡¡¡EL AMOR DE QUIEN DA SU VIDA POR SUS AMIGOS!!!
LA CRUZ NO LA ELIGIÓ JESÚS...(SEGURO QUE ÉL HUBIERA PREFERIDO SALVARNOS DE  OTRA MANERA MÁS GOZOSA, PERO NO SE LO HEMOS PERMITIDO...
HEMOS SIDO NOSOTROS, CON NUESTRA DESOBEDIENCIA, INCREDULIDAD EGOÍSMO Y LIBERTAD PECADORA QUIENES LE HEMOS CRUCIFICADO, Y ÉL, LO ÚNICO QUE HA HECHO ES RESPETAR NUESTRA LIBERTAD Y AMARNOS HASTA EL EXTREMO DE QUERER SALVARNOS DE NUESTRA IGNORANCIA, DEVOLVIÉNDONOS AMOR POR ODIO, BIEN POR MAL, VIDA POR MUERTE...

LA CRUZ DE CRISTO ES EL ENCUENTRO DEL HOMBRE QUE LE DICE SÍ AL AMOR DE DIOS. PARA SALIR DE SU PROPIA IGNORANCIA Y REBELDÍA Y VOLVER A TENER LA VIDA PLENA QUE PERDIÓ POR EL PECADO...

Hoy el Evangelio me habla de AMOR Y LIBERTAD, de nuevo, y no de masoquismo, ni de sufrimiento por que sí...
"EL QUE QUIERA SEGUIRME QUE SE NIEGUE A SÍ MISMO, CARGUE CON SU CRUZ CADA DÍA Y VENGA CONMIGO"

Aunque Jesucristo no hubiera existido, la CRUZ ya la teníamos con nosotros, el sufrimiento ya lo teníamos...Jesús no sube a la CRUZ ni nos invita a tomar nuestra propia CRUZ porque le guste sufrir, sino porque es el único camino verdadero para conseguir vencer nuestra propia voluntad tendiente a la muerte...No hay más que ver cómo está el mundo para darse cuenta de que si hemos conseguido ser más humanos no ha sido por nuestros propios méritos, sino porque  DIOS nos ha regalado el CORAZÓN de Jesucristo en nosotros, y el Espíritu Santo nos ha inspirado a hacer el bien.


Hoy más que nunca ¡¡¡me alegro de haberme convertido al Cristianismo y a la Iglesia que abraza la CRUZ DE CRISTO!!!

¡¡¡Hoy me alegro de acoger con más paz y sabiduría la invitación de Jesús a seguirle!!!

Negarme a mí misma, negar mi voluntad egoísta y todo aquello que me separa de Jesuscristo, es lo mejor que me ha podido pasar en la vida, para ahora tomar la cruz que lleva mi nombre, la que está hecha a la medida de mis fuerzas y poder vivir la vida de Jesús en mí, la que me da auténtica libertad, desde la obediencia a su AMOR y a sus ENSEÑANZAS.

Solo puedo agradecer a Nuestro Señor Jesucristo esa invitación a seguirle y ese encuentro vivo con Él en la CRUZ para salvarme, respetando mi libertad y seguir caminando hacia mi verdadera humanidad...


Hoy te pido, Señor, que, como María, jamás me separe de los pies de TU CRUZ DE AMOR , y siga obedeciendo tu Santa Voluntad hasta que vuelvas.

domingo, 13 de junio de 2010

¡¡¡ JESUCRISTO NOS PERDONA POR AMOR !!!

QUÉ ALEGRÍA Y QUÉ PAZ TAN INMENSA SABER QUE EXISTE  ALGUIEN QUE TRANSGREDE TODA LEY DEL MUNDO PARA DARNOS SU PROPIA LEY:
¡¡¡SE LLAMA JESUCRISTO Y SU  AMOR MISERICORDIOSO LO PERDONA TODO A TRAVÉS DE LA FE!!!

 La Palabra de este precioso domingo arroja su Luz sobre el sacramento de la reconciliación, que necesita una conciencia arrepentida, como la de David, un amor desprendido y sin medida, como el de la pecadora pública, y una fe cierta en Cristo, como la de San Pablo.

¡Es el AMOR de CRISTO el que perdona los pecados y nos hace plenamente humanos, no la ley del mundo, por muy "humana" que llegue a ser.

Hoy, Jesús perdona con un amor más allá de lo humano, infinitamente mejor e incomparable a nada, que me lleva a arrepentirme de nuevo y a tener un propósito de enmienda. Amor y arrepentimiento van unidos porque son causa y consecuencia para la libertad humana; pero, para que este AMOR deje huella en mi vida, tengo que tener fe y creer que es CRISTO quien me perdona. Es la fe en su Palabra y en su Vida la que me justifica y me salva.

¡Tú sabes que te quiero! Jesús, sabes que aunque mi rebeldía a veces se interponga en el camino y mi egoísmo me haga pecar, enseguida siento la necesidad de obedecerte y de pedirte arrepentida que me repitas una y mil veces aquellas palabras de consuelo: "¡tú fe te ha salvado, vete en paz!"

Hoy le doy las gracias a tu Divina Misericordia porque, a través de todos mis pecados he ido conociendo tu inmenso AMOR, que me ha esperado siempre y me ha traído la paz, y por eso me he ido convirtiendo.

¡Gracias por venir a darnos la plenitud humana a través del AMOR y no a través de unas leyes que ahogan nuestra libertad.

Sólo TÚ puedes liberarnos y escribir recto  en nuestros renglones torcidos.


Hoy necesito mirarme en TI, porque eres mi perfección, y si tengo conciencia de pecado de palabra, obra y omisión, es porque QUIERO AMAR COMO TÚ NOS AMAS.

Me he encontrado contigo, JESÚS, y sé que AMAR no significa cumplir la ley del mundo.

TÚ, que transgredías todas las costumbres injustas de tu época, acercándote a las mujeres, comiendo con pecadores, bendiciendo a los niños, haciendo el sábado para el hombre y no al revés, perdonando los pecados, etc., TÚ eres el único que me enseña que ¡AMAR es PERDONAR  y entregarse al hermano!

Por eso...

¡quiero vivir contigo para siempre!

¡Quiero conseguir una conciencia más delicada para ser misericordiosa conmigo misma y con el prójimo!

¡Quiero tener más confianza en el sacramento de la penitencia y recibir esa PAZ que me regalas en la absolución!

¡Quiero abandonarme cada día más a la FE de la Iglesia para llegar algún día a decir como San Pablo que CRISTO VIVE EN MÍ!

domingo, 6 de junio de 2010

SOLEMNIDAD CORPUS CHRISTI..."DADLES VOSOTROS DE COMER"


    La Palabra de este Domingo proclama la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y la Santísima Sangre de Jesucristo.


En la Primera Lectura se nos anuncia ya la victoria de DIOS sobre los enemigos del hombre, y se vislumbra la colaboración del sacerdote en la ofrenda y la alabanza a Dios con el pan y el vino.
  La Segunda Lectura resalta la consagración de este Pan y Vino convertidos en Sacramento Eucarístico, gracias a la pasión y muerte de Jesucristo, insistiendo el apóstol San Pablo en su valor memorial real que heredó de la tradición de los primeros apóstoles testigos, cuando el propio Jesús pronunció las palabras de consagración de su Cuerpo y Sangre, todo para celebrar la Redención del Mundo, como nos anuncia la antífona del Aleluya (Jn. 6, 51-52)
El Santo Evangelio de San Lucas, Jesús sacia a sus seguidores de alimento espiritual y material, con esa multiplicación de panes y peces, que es un claro signo también de la Eucaristía.

                Meditando,  la Palabra me asegura hoy que DIOS nos ha dado la victoria ante los enemigos y la muerte, si le hacemos caso y comemos el Pan del Cielo que es su propio Cuerpo y su propia Sangre sacramentados, y si  dejamos que Jesucristo viva en nosotros y le imitamos.
Hoy, la Palabra me promete la Vida Eterna, gracias a la Eucaristía, y a través de los sacerdotes, y me asegura que el Sumo Sacerdote instaurador de la misma es el propio Jesucristo delante de sus apóstoles, para que en adelante ellos le imitaran.
Por lo tanto, la Palabra de hoy aumenta mi fe y mi certeza ante el testimonio del propio Dios dando su vida por nosotros. En el Pan y el Vino consagrados está la vida de Jesús Resucitado, la vida del propio Dios esperando que nos dejemos alimentar y habitar por Él, con Él y en Él.

¡¡¡Gracias infinitas, Dios Todopoderoso y conmocionado, por regalarnos a tu Hijo Redentor en la Eucaristía y darnos, como puente intercesor entre el Cielo y la Tierra, a los sacerdotes, que con la divina presencia y Gracia del Espíritu Santo hacen presentes el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo en el Sagrado Sacramento del Altar!!!
Cada misa me anima a vivir mi propia pasión, muerte y resurrección en Jesús, y Tu Alimento bajado del Cielo, me da la convicción plena de que quieres habitar y vivir en mí para hacerme plenamente humana y feliz, todo por tu AMOR y en tu AMOR.
El hambre del espíritu y el deseo insaciable de mi corazón sólo puedes saciarlo TÚ, Dios mío, haciéndote mi alimento en la Eucaristía. Por eso, ¡gracias infinitas por la Iglesia y los sacerdotes que me traen cada día lo que verdaderamente necesito: a Jesucristo entre nosotros.
Habiendo probado ya todos los manjares caducos del mundo, nada en mi vida como tu Cuerpo y Sangre sacramentados en la Eucaristía, Señor del AMOR.

                Me propongo vivir contemplando la acción eucarística en cada situación que se me presente. Le ofrezco mi vida a Jesucristo para que habitando Él en mí, yo pueda servirle de instrumento para adorarle en este Sagrado Misterio Trinitario, mediante la oración, el testimonio y las obras, haciéndome con Él y en Él una eucaristía permanente.
Quiero dar a conocerte este Alimento del Cielo, el único vital para nuestro espíritu, a los hermanos y hermanas que no tienen  Fe y viven todavía en la oscuridad  hambrientos en su espíritu sin saberlo.
Quiero dejarme transformar plenamente por este alimento que da la vida eterna, y vivir en consecuencia la vocación a la que he sido llamada, haciendo siempre lo que Jesús me dice y confiando plenamente en su Sacramento y sus sacerdotes.