EN BUSCA DE LO QUE NOS UNE Y NOS HACE HERMANOS: CRISTO

EN BUSCA DE LO QUE NOS UNE Y NOS HACE HERMANOS: CRISTO
¡Me gustaría amar como Él me ama!

sábado, 20 de noviembre de 2010

HIMNO AL AMOR


El Himno al Amor
Aunque yo hablara todas las lenguas de
los hombres y de los ángeles, sino tengo
amor, soy como una campana que resuena
o un platillo que retiñe.
Aunque tuviera el don de la profecía
y conociera todos los misterios y toda 
la ciencia, aunque tuviera
toda la fe, una fe capaz de trasladar
montañas, si no tengo amor, no soy nada.
Aunque repartiera todos mis bienes para
alimentar a los pobres y entregara mi 
cuerpo a las llamas, si no tengo amor,
no me sirve para nada.
El amor es paciente, es servicial, el
amor no es envidioso, no hace alarde,
no se envanece, no procede con bajeza
no busca su propio interés, no se irrita,
no tiene en cuenta el mal recibido,
no se alegra de la injusticia, si no que
se regocija con la verdad.
El amor todo lo disculpa, todo lo cree, 
todo lo espera, todo lo soporta.
el amor no pasará jamás.

HERMANO SAN PABLO: GRACIAS!


domingo, 26 de septiembre de 2010

INVITEMOS AL BANQUETE A TODOS LOS LÁZAROS QUE ENCONTREMOS!!! SÓLO ASÍ EXPERIMENTAREMOS QUIÉN ES DIOS EN NUESTRO CORAZÓN!

Hoy el Evangelio me ha calado bien!

...A todos los epulones que tenemos de todo pero no sentimos a Dios cerca porque le tratamos como a un ídolo o a un mago...Jesús nos dice hoy que ni aunque resucite a un muerto veremos a Dios, (recemos todas las novenas que recemos) porque a Dios se le ve y se le siente cuando despertamos y cuando experimentamos su AMOR en nosotros, y esto sólo ocurre cuando invitamos al banquete de nuestra vida cómoda y apacible a todos los Lázaros que nos encontramos, y compartimos los dones que nos ha regalado con quienes más lo necesitan...
Dios no quiere aguarnos la fiesta...lo que quiere es darle plenitud y que sea una fiesta completa para todos, incluídos todos los Lázaros enfermos, moribundos, hambrientos, rechazados...
EL BANQUETE TIENE QUE SER PARA TODOS, ¡ES LO JUSTO!...se trata de compartir, como siempre...y de no utilizar la religión como magia, ni opio para aliviar nuestras conciencias...
Aunque resucite un muerto, y se te aparezca la Virgen de Fátima, y veas un montón de milagros, y te comas a Cristo hecho trocito de pan todos los domingos, TODO eso no servirá de nada si no le abres la puerta a Lázaro que viene todos los días a verte y te pide algo que él necesita...y que tú también necesitas dar para encontrarte con el DIOS VERDADERO, el único que te da paz.

¡Que Jesús nos ayude siempre a invitar a Lázaro y a regalarle lo mejor de nosotros mismos, para saber realmente quién es Dios!

Paz y Bien  a todos!

domingo, 22 de agosto de 2010

NUESTRO PADRE NOS PODA Y NOS CORRIGE PARA QUE EXPERIMENTEMOS LO MEJOR DE NOSOTROS MISMOS Y PODAMOS CRUZAR ESA PUERTA ESTRECHA CON JESÚS.

ME ENCANTA EL EVANGELIO DE HOY, Y VOLVER A VER A JESÚS DÁNDONOS CONSEJOS...(Lucas 13, 22-30).

Y es que, después de un gran logro, después de una gran vivencia de luz, viene otro desafío más grande...Así es esta vida, pero la suerte que tenemos los cristianos es que ya desde aquí, en su Presencia, si nos dejamos abrazar por Él, podemos experimentar su regalo: la vida eterna...Pero a NUESTRO PADRE le gusta podarnos para que florezcamos mejor...
Como buen Padre que es le gusta dejarnos libres, pero no solos, y nos aconseja siempre lo mejor para nuestra felicidad...

Hoy quiero proclamar su Misericordia y correcciones conmigo...
¡Qué grande es NUESTRO PADRE AMOROSO, que en todas mis crisis existenciales, en todas mis rebeldías y mis meteduras de pata, en todos mis pecados, me ha corregido con AMOR y el ejemplo vivo y resucitado de Jesucristo en los hermanos que me ha puesto cerca!

La puerta sólo es estrecha para el soberbio, el duro de corazón, el orgulloso y el hipócrita...pero para los que de verdad queremos ser hijos de Dios, limpios de corazón, aunque metamos la pata mil veces, para los que queremos imitar a Jesús, aunque pequemos y nos equivoquemos, esa estrechez se nos hará fácil y llevadera, como la cruz que nos propone: ligera y hecha a la medida de nuestras fuerzas! Esa estrechez se convertirá en apertura infinita en el momento en que reconozcamos que es Él nuestra fuerza y no nosotros mismos.

DEJÉMONOS PODAR POR NUESTRO PADRE, COMO HIZO JESÚS, PARA VIVIR EL REINO DE DIOS YA AQUÍ ENTRE NOSOTROS...ESTO SÓLO SE CONSIGUE SI IMITAMOS A NUESTRO MAESTRO DEL AMOR Y VIVIMOS CADA DÍA EL EVANGELIO DESDE NUESTRA SITUACIÓN...

LA PUERTA ES ESTRECHA, PERO NO ESTAMOS SOLOS, NUESTRO HERMANO JESÚS NOS DA LA MANO Y VA DELANTE ABRIENDO CAMINO! ¡ÁNIMO!


domingo, 27 de junio de 2010

EL SEGUIMIENTO DE JESÚS ES UNA LOCURA DE AMOR (reflexión dominical de la Palabra)

ME ENCANTAN LAS LOCURAS DE AMOR, LOS DESAFÍOS Y LOS RETOS, POR ESO ME ATRAJO SIEMPRE LA FIGURA DE JESUCRISTO.

SIEMPRE LE HE TENIDO COMO MODELO...PERO HE TENIDO QUE VIVIR MUCHAS MUERTES Y PURIFICACIONES PARA ACEPTAR, PLENAMENTE LIBRE Y CONSCIENTE, QUE ESTE MODELO SE CONVERTIRÍA ALGÚN DÍA EN MI MÁS FIEL AMIGO Y MAESTRO, EL ÚNICO QUE CONOCE MI CORAZÓN DE VERDAD, HASTA LA MUERTE...

YA QUE SEGUIR A JESÚS ES UNA LOCURA DE AMOR, Y ES ALGO DE OTRO MUNDO, YA QUE ES UN DESEO QUE SUPERA TODA REALIDAD, Y QUE VA MÁS ALLÁ DE LA REALIDAD QUE VEMOS, NO PODEMOS PERMITIR QUE SE CONVIERTA EN UN PASATIEMPO A TIEMPO PARCIAL O EN UNA ACOMODACIÓN A NUESTROS INTERESES MEDIOCRES (QUE POR MUY ORIGINALES Y EXCÉNTRICOS QUE SEAN, SI NO CONCUERDAN CON EL PLAN DE DIOS EN NOSOTROS, JAMÁS NOS DARÁN LA PLENA FELICIDAD)...

SEGUIR A JESÚS ES ALGO MUY RADICAL...POR ESO NOS AVISA TANTO HOY EL MAESTRO: IMPLICA PERDER LA VIDA PARA HACERSE EXCLAVO DEL PRÓJIMO POR AMOR, Y CON ELLO GANAR LA VERDADERA LIBERTAD, PERO EL CAMINO NO ES FÁCIL, PERO ES EL ÚNICO! (SI HUBIERA OTRO, NOS LO HABRÍA DICHO...JESÚS NO ES MASOCA, ES LA VERDAD!!!)

EN EL SEGUIMIENTO DE JESÚS HE DESCUBIERTO QUE NO HAY MEDIAS TINTAS NI CAMINOS HÍBRIDOS...SINO UNA DISYUNTIVA CLARA:
LA VERDAD O LA MENTIRA...

EN MI VIDA HE PODIDO, EN MUCHAS OCASIONES, ODIAR O AMAR A JESÚS, SEGUIRLE O NO SEGUIRLE, QUERERLE O ENFADARME CON  ÉL, LIBREMENTE, PORQUE ÉL JAMÁS ME HA OBLIGADO A NADA, AUNQUE SÍ SE HA ACERCADO A MÍ DE MUCHAS FORMAS Y ME HA ENSEÑADO SU REINO...PERO JAMÁS HE PODIDO PERMANECER INDIFERENTE ANTE ÉL!

...HOY, JESÚS ME HA HECHO BAJAR DE NUEVO DEL TABOR (EN EL QUE TAN FELIZ ME ENCUENTRO) PARA PREPARARME PARA LA PASIÓN, MUERTE Y NEGACIÓN DE MÍ  MISMA SI QUIERO SER SU DISCÍPULA AMADA Y VIVIR SU VIDA...SEGUIRLE SUPONE SACRIFICIOS, CLARO, PERO ES MÁS GRANDE LA RECOMPENSAAA Y EL AMOR QUE SIENTO POR ÉL!

AL FINAL, MI VERDADERO BAUTISMO ES MI PROPIA MUERTE CADA DÍA PARA DARLE EL SÍ DEFINITIVO AL SEÑOR...

...DESPUÉS DE NEGARME A MÍ MISMA, TENGO QUE EMPRENDER EL CAMINO Y MIRAR HACIA DELANTE, PASE LO QUE PASE...Y LO QUE NOS VA A ANUNCIAR JESÚS EN JERUSALÉN NO ES MUY AGRADABLE, YA QUE ES LA CONSUMACIÓN DE LA PASIÓN Y MUERTE, NECESARIAS PARA LA RESURRECCIÓN...

¡¡¡QUÉ BONITO ES VIVIR EN UNA PASCUA PERMANENTE Y PROCLAMAR QUE CRISTO HA RESUCITADO!!!, SÍ, ES BONITO Y NECESARIO ESE DESEO Y ESE ÍMPETU JUVENIL...PERO, PARA QUE SE QUEDE ESA PASCUA ENCARNADA EN NUESTRAS VIDAS Y PERMANEZCA EN NOSOTROS, TENEMOS QUE DEJAR QUE JESÚS NOS CAMBIE, ENTREGARNOS CON MADUREZ INQUEBRANTABLE Y NO MIRAR ATRÁS...NO ANTEPONER NADA A SUS PLANES PARA NOSOTROS, AUNQUE NO LE ENTENDAMOS AL PRINCIPIO, Y FIARNOS SIEMPRE DE SU VOLUNTAD Y DE SU PALABRA, PORQUE ES LO MEJOR QUE NOS PUEDE PASAR... SIN NINGUNA DUDA...AUNQUE HAYA UN CALVARIO Y UNA CRUZ QUE LLEVAR PRIMERO, EN LA MEDIDA QUE LA ACEPTEMOS SE NOS HARÁ LLEVADERA Y DULCE...

POR ESO, SEGUIR A JESÚS IMPLICA UNA GRAN LOCURA DE AMOR Y HABER SIDO ELEGIDOS POR EL PROPIO DIOS Y SER DOTADOS DE UNOS DONES ESPECÍFICOS DEL ESPÍRITU SANTO PARA PODER SOPORTAR PARTE DE LA PASIÓN QUE NOS TOCA, PORQUE, POR NUESTRAS PROPIAS FUERZAS HUMANAS, JAMÁS PODRÍAMOS PERSEVERAR...PERO, COMO DICE SAN PABLO EN SU MAGNÍFICA CARTA, SI NOS GUÍA EL ESPÍRITU, YA NO SEREMOS EXCLAVOS DE LA CARNE, NI DE NOSOTROS MISMOS, SINO QUE SEREMOS LIBRES PARA QUE JESÚS NOS DÉ LA PLENITUD CON SU VIDA...Y SÓLO ASÍ PODREMOS AMAR COMO ÉL NOS AMA...
¡EN ESTO CONSISTE TODO EL EVANGELIO Y TODA NUESTRA PLENITUD: EN NO PONERLE IMPEDIMENTO AL ESPÍRITU SANTO Y OBEDECER TODAS SUS INSPIRACIONES PARA SEGUIR A JESÚS!

POR MUY DIFÍCIL QUE SEA EL CAMINO, ANIMÉMONOS UNOS A OTROS Y SI HEMOS TENIDO LA GRACIA DE ENCONTRARNOS CON CRISTO, NO MIREMOS ATRÁS...¡¡¡CONFIEMOS COMO MARÍA CONFIÓ!!!

¡JAMÁS TENDREMOS OTRA MEJOR OPORTUNIDAD EN NUESTRA VIDA, JAMÁS SE PRESENTARÁ ALGO MEJOR EN NUESTRA VIDA QUE LA LLAMADA DEL DIOS VIVO ENCARNADO PARA QUE LE SIGAMOS!

¡¡¡ESTEMOS ATENTOS PARA VER QUÉ QUIERE DE NOSOTROS HOY EL SEÑOR...Y DÉMOSLE NUESTRAS VIDAS, PUES, AL FIN Y AL CABO, QUERAMOS O NO, REBELDES U OBEDIENTES, NUESTRAS VIDAS LE PERTENECEN...Y, TARDE O TEMPRANO NOS DAREMOS CUENTA DE ELLO!

GRACIAS, PORQUE ME HAS CREADO HOY, DE NUEVO, PERO DESPUÉS DE SEGUIRTE, DE VENCER EL MIEDO Y DE DAR LIBREMENTE ESE PASO QUE TANTO ME HA COSTADO, EL PASO DE DECIRTE: "SÍ, SIGO CONTEMPLANDO MI VIDA EN TI Y ME DEJO TRANSFORMAR POR TI"...

SÓLO CUANDO TE PONES EN CAMINO Y DAS EL PASO HACIA DELANTE, SE ENCIENDE LA NUEVA LUZ QUE ESTABAS ESPERANDO...

"SÉ DE QUIÉN ME HE FIADO", ESE DEBE SER NUESTRO ÚNICO PENSAMIENTO CADA VEZ QUE TENGAMOS DUDAS Y GANAS DE VOLVER ATRÁS O ACOMODARNOS...NOS HEMOS FIADO DEL AMOR INQUEBRANTABLE, DE LA FIDELIDAD INFINITA DE LA ÚNICA VERDAD DE LA HUMANIDAD PARA SEGUIR NUESTRA LOCURA DE AMOR CON JESÚS Y LLEGAR A BUEN PUERTO, EL DE NUESTRA PLENITUD! GRACIAS!

domingo, 20 de junio de 2010

LA CRUZ ES EL TRIUNFO DEL AMOR (Reflexión de la palabra Dominical)

JESÚS, NUESTRO MESÍAS Y REDENTOR, NOS ANUNCIA HOY EL CAMINO DE CRUZ Y DONACIÓN DE SÍ MISMO, PARA REGALARNOS SU PROPIA VIDA POR AMOR INCONDICIONAL A NUESTRA LIBERTAD...Y NOS REVELA QUE EL ÚNICO CAMINO VERDADERO DE LA IGLESIA Y DE LOS DISCÍPULOS QUE QUIERAN SEGUIRLE EN VERDAD ES EL DE LA CRUZ Y LA OBEDIENCIA AL PADRE POR AMOR.

Ante un Evangelio como éste, y después de haber estado con Jesús Transfigurado en el monte y ver que Él tiene todo el poder del Padre y podría evitar el sufrimiento...llega nuestro problema humano por excelencia, y con el que también se enfrentaron los apostoles: la desobediencia, y el preferir que Cristo no suba a la CRUZ y salve al mundo de otra manera, tal vez castigando en las cárceles a los criminales, tal vez sentenciando a pena de muerte a los pecadores que se lo merecen, tal vez utilizando la guerra para imponer su régimen...pero NO, JESÚS JAMÁS PUEDE ACTUAR COMO LOS HOMBRES...POR ESO, COMO DIOS MISMO QUE ES, HA TENIDO QUE BAJAR DE LOS CIELOS Y ABRAZAR ESA CRUZ QUE JAMÁS NINGÚN HOMBRE ABRAZARÍA, PARA AMARNOS A TODOS Y MOSTRARNOS LA VERDADERA JUSTICIA, A SU MANERA: ¡¡¡EL AMOR DE QUIEN DA SU VIDA POR SUS AMIGOS!!!
LA CRUZ NO LA ELIGIÓ JESÚS...(SEGURO QUE ÉL HUBIERA PREFERIDO SALVARNOS DE  OTRA MANERA MÁS GOZOSA, PERO NO SE LO HEMOS PERMITIDO...
HEMOS SIDO NOSOTROS, CON NUESTRA DESOBEDIENCIA, INCREDULIDAD EGOÍSMO Y LIBERTAD PECADORA QUIENES LE HEMOS CRUCIFICADO, Y ÉL, LO ÚNICO QUE HA HECHO ES RESPETAR NUESTRA LIBERTAD Y AMARNOS HASTA EL EXTREMO DE QUERER SALVARNOS DE NUESTRA IGNORANCIA, DEVOLVIÉNDONOS AMOR POR ODIO, BIEN POR MAL, VIDA POR MUERTE...

LA CRUZ DE CRISTO ES EL ENCUENTRO DEL HOMBRE QUE LE DICE SÍ AL AMOR DE DIOS. PARA SALIR DE SU PROPIA IGNORANCIA Y REBELDÍA Y VOLVER A TENER LA VIDA PLENA QUE PERDIÓ POR EL PECADO...

Hoy el Evangelio me habla de AMOR Y LIBERTAD, de nuevo, y no de masoquismo, ni de sufrimiento por que sí...
"EL QUE QUIERA SEGUIRME QUE SE NIEGUE A SÍ MISMO, CARGUE CON SU CRUZ CADA DÍA Y VENGA CONMIGO"

Aunque Jesucristo no hubiera existido, la CRUZ ya la teníamos con nosotros, el sufrimiento ya lo teníamos...Jesús no sube a la CRUZ ni nos invita a tomar nuestra propia CRUZ porque le guste sufrir, sino porque es el único camino verdadero para conseguir vencer nuestra propia voluntad tendiente a la muerte...No hay más que ver cómo está el mundo para darse cuenta de que si hemos conseguido ser más humanos no ha sido por nuestros propios méritos, sino porque  DIOS nos ha regalado el CORAZÓN de Jesucristo en nosotros, y el Espíritu Santo nos ha inspirado a hacer el bien.


Hoy más que nunca ¡¡¡me alegro de haberme convertido al Cristianismo y a la Iglesia que abraza la CRUZ DE CRISTO!!!

¡¡¡Hoy me alegro de acoger con más paz y sabiduría la invitación de Jesús a seguirle!!!

Negarme a mí misma, negar mi voluntad egoísta y todo aquello que me separa de Jesuscristo, es lo mejor que me ha podido pasar en la vida, para ahora tomar la cruz que lleva mi nombre, la que está hecha a la medida de mis fuerzas y poder vivir la vida de Jesús en mí, la que me da auténtica libertad, desde la obediencia a su AMOR y a sus ENSEÑANZAS.

Solo puedo agradecer a Nuestro Señor Jesucristo esa invitación a seguirle y ese encuentro vivo con Él en la CRUZ para salvarme, respetando mi libertad y seguir caminando hacia mi verdadera humanidad...


Hoy te pido, Señor, que, como María, jamás me separe de los pies de TU CRUZ DE AMOR , y siga obedeciendo tu Santa Voluntad hasta que vuelvas.

domingo, 13 de junio de 2010

¡¡¡ JESUCRISTO NOS PERDONA POR AMOR !!!

QUÉ ALEGRÍA Y QUÉ PAZ TAN INMENSA SABER QUE EXISTE  ALGUIEN QUE TRANSGREDE TODA LEY DEL MUNDO PARA DARNOS SU PROPIA LEY:
¡¡¡SE LLAMA JESUCRISTO Y SU  AMOR MISERICORDIOSO LO PERDONA TODO A TRAVÉS DE LA FE!!!

 La Palabra de este precioso domingo arroja su Luz sobre el sacramento de la reconciliación, que necesita una conciencia arrepentida, como la de David, un amor desprendido y sin medida, como el de la pecadora pública, y una fe cierta en Cristo, como la de San Pablo.

¡Es el AMOR de CRISTO el que perdona los pecados y nos hace plenamente humanos, no la ley del mundo, por muy "humana" que llegue a ser.

Hoy, Jesús perdona con un amor más allá de lo humano, infinitamente mejor e incomparable a nada, que me lleva a arrepentirme de nuevo y a tener un propósito de enmienda. Amor y arrepentimiento van unidos porque son causa y consecuencia para la libertad humana; pero, para que este AMOR deje huella en mi vida, tengo que tener fe y creer que es CRISTO quien me perdona. Es la fe en su Palabra y en su Vida la que me justifica y me salva.

¡Tú sabes que te quiero! Jesús, sabes que aunque mi rebeldía a veces se interponga en el camino y mi egoísmo me haga pecar, enseguida siento la necesidad de obedecerte y de pedirte arrepentida que me repitas una y mil veces aquellas palabras de consuelo: "¡tú fe te ha salvado, vete en paz!"

Hoy le doy las gracias a tu Divina Misericordia porque, a través de todos mis pecados he ido conociendo tu inmenso AMOR, que me ha esperado siempre y me ha traído la paz, y por eso me he ido convirtiendo.

¡Gracias por venir a darnos la plenitud humana a través del AMOR y no a través de unas leyes que ahogan nuestra libertad.

Sólo TÚ puedes liberarnos y escribir recto  en nuestros renglones torcidos.


Hoy necesito mirarme en TI, porque eres mi perfección, y si tengo conciencia de pecado de palabra, obra y omisión, es porque QUIERO AMAR COMO TÚ NOS AMAS.

Me he encontrado contigo, JESÚS, y sé que AMAR no significa cumplir la ley del mundo.

TÚ, que transgredías todas las costumbres injustas de tu época, acercándote a las mujeres, comiendo con pecadores, bendiciendo a los niños, haciendo el sábado para el hombre y no al revés, perdonando los pecados, etc., TÚ eres el único que me enseña que ¡AMAR es PERDONAR  y entregarse al hermano!

Por eso...

¡quiero vivir contigo para siempre!

¡Quiero conseguir una conciencia más delicada para ser misericordiosa conmigo misma y con el prójimo!

¡Quiero tener más confianza en el sacramento de la penitencia y recibir esa PAZ que me regalas en la absolución!

¡Quiero abandonarme cada día más a la FE de la Iglesia para llegar algún día a decir como San Pablo que CRISTO VIVE EN MÍ!

domingo, 6 de junio de 2010

SOLEMNIDAD CORPUS CHRISTI..."DADLES VOSOTROS DE COMER"


    La Palabra de este Domingo proclama la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y la Santísima Sangre de Jesucristo.


En la Primera Lectura se nos anuncia ya la victoria de DIOS sobre los enemigos del hombre, y se vislumbra la colaboración del sacerdote en la ofrenda y la alabanza a Dios con el pan y el vino.
  La Segunda Lectura resalta la consagración de este Pan y Vino convertidos en Sacramento Eucarístico, gracias a la pasión y muerte de Jesucristo, insistiendo el apóstol San Pablo en su valor memorial real que heredó de la tradición de los primeros apóstoles testigos, cuando el propio Jesús pronunció las palabras de consagración de su Cuerpo y Sangre, todo para celebrar la Redención del Mundo, como nos anuncia la antífona del Aleluya (Jn. 6, 51-52)
El Santo Evangelio de San Lucas, Jesús sacia a sus seguidores de alimento espiritual y material, con esa multiplicación de panes y peces, que es un claro signo también de la Eucaristía.

                Meditando,  la Palabra me asegura hoy que DIOS nos ha dado la victoria ante los enemigos y la muerte, si le hacemos caso y comemos el Pan del Cielo que es su propio Cuerpo y su propia Sangre sacramentados, y si  dejamos que Jesucristo viva en nosotros y le imitamos.
Hoy, la Palabra me promete la Vida Eterna, gracias a la Eucaristía, y a través de los sacerdotes, y me asegura que el Sumo Sacerdote instaurador de la misma es el propio Jesucristo delante de sus apóstoles, para que en adelante ellos le imitaran.
Por lo tanto, la Palabra de hoy aumenta mi fe y mi certeza ante el testimonio del propio Dios dando su vida por nosotros. En el Pan y el Vino consagrados está la vida de Jesús Resucitado, la vida del propio Dios esperando que nos dejemos alimentar y habitar por Él, con Él y en Él.

¡¡¡Gracias infinitas, Dios Todopoderoso y conmocionado, por regalarnos a tu Hijo Redentor en la Eucaristía y darnos, como puente intercesor entre el Cielo y la Tierra, a los sacerdotes, que con la divina presencia y Gracia del Espíritu Santo hacen presentes el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo en el Sagrado Sacramento del Altar!!!
Cada misa me anima a vivir mi propia pasión, muerte y resurrección en Jesús, y Tu Alimento bajado del Cielo, me da la convicción plena de que quieres habitar y vivir en mí para hacerme plenamente humana y feliz, todo por tu AMOR y en tu AMOR.
El hambre del espíritu y el deseo insaciable de mi corazón sólo puedes saciarlo TÚ, Dios mío, haciéndote mi alimento en la Eucaristía. Por eso, ¡gracias infinitas por la Iglesia y los sacerdotes que me traen cada día lo que verdaderamente necesito: a Jesucristo entre nosotros.
Habiendo probado ya todos los manjares caducos del mundo, nada en mi vida como tu Cuerpo y Sangre sacramentados en la Eucaristía, Señor del AMOR.

                Me propongo vivir contemplando la acción eucarística en cada situación que se me presente. Le ofrezco mi vida a Jesucristo para que habitando Él en mí, yo pueda servirle de instrumento para adorarle en este Sagrado Misterio Trinitario, mediante la oración, el testimonio y las obras, haciéndome con Él y en Él una eucaristía permanente.
Quiero dar a conocerte este Alimento del Cielo, el único vital para nuestro espíritu, a los hermanos y hermanas que no tienen  Fe y viven todavía en la oscuridad  hambrientos en su espíritu sin saberlo.
Quiero dejarme transformar plenamente por este alimento que da la vida eterna, y vivir en consecuencia la vocación a la que he sido llamada, haciendo siempre lo que Jesús me dice y confiando plenamente en su Sacramento y sus sacerdotes.

domingo, 23 de mayo de 2010

¡¡¡PENTECOSTÉS!!! ¡LA CONFIRMACIÓN DE TU PROMESA!

...HAY DIVERSIDAD DE DONES PERO UN MISMO ESPÍRITU, HAY DIVERSIDAD DE SERVICIOS, PERO UN MISMO SEÑOR, HAY DIVERSIDAD DE FUNCIONES, PERO UN MISMO DIOS QUE OBRA TODO EN TODOS...
(1ª Co. 12, 4-11)
¡QUE EL ESPÍRITU SANTO UNA TODAS LAS IGLESIAS DEL MUNDO EN EL AMOR Y EL BIEN COMÚN!...PORQUE SOMOS MUCHOS LOS MIEMBROS, PERO UNO ...SOLO EL CUERPO...AMÉN!

 ¡¡¡Ahora sí lo entendemos todo, y podemos salir sin miedo a anunciarteee, Señor!!!

¡Has cumplido tu promesaaa!
¡Tu Espíritu Santo nos lo enseña todo!
...Nos enseña que estamos unidos hagamos lo que hagamos, seamos de la religión que seamos, te conozcamos o no te conozcamos aún, porque estamos unidos en TU AMOR INFINITO...y a pesar de nuestras diferencias, dones y pecados, TÚ NOS AMAS SIN CONDICIÓN HASTA EL EXTREMO Y TE DERRAMAS EN NOSOTROS CADA DÍA, SENCILLAMENTE PORQUE TU NATURALEZA ES ¡¡¡AMARNOS COMO SÓLO TÚ SABES HACER!!!

Sin el soplo del Espíritu Santo en nuestras vidas no podemos hacer nada que se considere "BUENO, SABIO, INTELIGENTE, PIADOSO..."... ya que no podríamos sentirnos ¡¡¡hermanos!!! ni amar como Jesús nos amó, ni hablar como Jesús habló, ni trabajar como Jesús trabajó, ni comprender la Voluntad del Padre, que Jesús abrazó...Pero ahora, ¡¡¡ya lo entendemos!!!

Ahora no te diremos más que no te necesitamos...ni te abajaremos a nuestros intereses mediocres del mundo...al revés...te pediremos que nos guíes cada día y que nos vayas creando a tu imagen y semejanza para descubrirnos esos dones escondidos que nos has regalado y así vivir la vida plena que nos has dado!

Ahora pediremos sólo la cruz que lleva nuestro nombre, para seguirte COMO TÚ QUIERES y amar COMO TÚ AMAS...querido Jesucristo, Señor Nuestro!
Pero...¡¡¡Espíritu Santo!!!...aunque sabes que LE amamos...también sabes que nos caeremos, LE negaremos y nos equivocaremos mil veces, y entonces creeremos más en TU PRESENCIA, porque allí estarás consolándonos, reconfortándonos y animándonos para seguir adelante y aceptar que DIOS nos ama y nos hará santos desde nuestra debilidad!

...Con el Bautismo nos diste tu Vida, con la Eucaristía nos alimentaste, y con la Confirmación nos regalaste tu Espíritu Santo, que hoy celebramos con los primeros Apóstoles para que nos envíes como ellos a llevar la Paz y el Amor al mundo...

Te pido especialmente HOY por la conversión a tu AMOR de todos las personas que no te conocen y piensan que sólo existe esta vida temporal...Hazles entender que todos somos ciudadanos del cielo y hemos sido creados para vivir y amar eternamente, y muéstrales el rostro de Jesús en sus circunstancias cotidianas, porque Tú, Espíritu Santo, eres el hacedor de todo lo que ocurre, en Comunión con el Padre y el Hijo,
¡ERES EL AMOR PERFECTO DE LA NATURALEZA DIVINA DE LA QUE NOS HACES PARTÍCIPES!
HAZ LO QUE QUIERAS CON NOSOTR@S, PORQUE TÚ ERES QUIÉN NOS CONOCE, Y SABE DE NUESTRAS NECESIDADES!!!

¡NUESTRA ESPERANZA YA NUNCA QUEDARÁ DEFRAUDADA CON TU PRESENCIA EN NUESTROS CORAZONES, HACIÉNDONOS CONOCER, AMAR Y VIVIR CON DIOS!

¡GRACIAS: QUERIDA BONDAD, PACIENCIA, FIDELIDAD, ALEGRÍA, Y CARIDAD DE NUESTRAS ALMAS, QUE MUESTRAN LA COMUNIÓN CON DIOS!
¡SOPLA CADA DÍA, ESPÍRITU SANTO, EN NUESTRO CORAZÓN! 


sábado, 15 de mayo de 2010

¡¡¡JESÚS CONFÍA EN NOSOTROS Y NOS BENDICE DESDE EL CIELO!!!



¿SE PUEDE AMAR PLENAMENTE SIN DISTANCIA, SIN PERSPECTIVA DE CAMINO, SIN SACRIFICIO, SIN ENTREGA INCONDICIONAL?

Mi experiencia, hasta ahora, me ha dicho que no...y también me lo dice hoy la Palabra de DIOS con la Ascensión de Nuestro Señor!!!

...Hoy más que nunca me alegro de que Jesús vuelva al Cielo con su Padre, porque entiendo lo que significa: ¡¡¡que nos está preparando el sitio en su Reino (porque nos lo prometió) y, mientras, nos va a mandar a su Espíritu Santo para que la Iglesia exista!!!

Desde ahora, nuestro Maestro se comunicará con nosotros encarnado de otra manera: en Eucaristía, haciéndose alimento para nuestras almas, y en caridad fraterna mediante la Iglesia, en la que percibimos el ciento por uno de su AMOR, aquí en la Tierra!
Hoy, la Ascensión del Señor, me revela que, para amar verdaderamente hace falta una distancia, ya que lo inmediato encadena y hasta te puede ahogar...

No podríamos contemplar las estrellas si las tuviéramos pegadas a nuestros ojos...Pero Dios, desde el Cielo, nos regala poder contemplarle para amarle bien, mediante esta distancia que hay en la Tierra y esta luz suave adecuada a nuestra naturaleza mortal...ya que si le poseyéramos ahora mismo quedaríamos ciegos y nos desintegraríamos...no podría nuestro cuerpo mortal soportar tanto AMOR, pero nuestro cuerpo glorioso resucitado sí podrá durante toda la eternidad...

...Cuando reflexiono sobre este AMOR en la distancia, para que ascienda nuestro corazón al Cielo, pienso en mi querida María Magdalena, porque me enseñó cómo ama Cristo en la distancia...Cristo, mirándola un instante la poseyó y la hizo suya más que todos los hombres que la habían poseído mediante el cuerpo mortal...Porque Cristo la estaba amando desde su humana divinidad y en esa distancia que supone la virginidad...Y desde entonces, María Magdalena sintió que no podría amar a nadie si no era desde esta distancia y con el corazón que Cristo le había regalado sólo con mirarla!!!

Hoy, la Ascensión de Nuestro Glorioso Maestro me enseña que para conseguir mi destino y mi felicidad plena, tengo que sacrificar algo en mi vida: tal vez esa impresión inmediata que supone la felicidad mortal, pero que luego se deshace como el humo...

Es bueno que Cristo vaya al Padre, porque el regalo que nos promete es lo que necesitamos realmente para que todos nos convirtamos en ciudadanos del Cielo!!!

...El regalo que nos promete es el comienzo del tiempo de la Iglesia asistida por el Espíritu Santo hasta el fin de nuestros días...esa distancia necesaria para mirar al Cielo y comprenderlo...

¡¡¡CRISTO CONFÍA EN NOSOTROS Y NOS HA BENDECIDO SUBIENDO AL CIELO PARA QUE PERSEVEREMOS Y LE DEMOS A CONOCER HASTA LOS CONFINES DE LA TIERRA!!!

SIN ESTE AMOR EN LA DISTANCIA QUE SUPONE TENER AL HIJO DE DIOS NUEVAMENTE EN EL CIELO, NO PODRÍAMOS VER LOS FRUTOS DE SU REINO NI EL CIENTO POR UNO AQUÍ EN LA TIERRA, PORQUE NO PODRÍAMOS RECIBIR AL ESPÍRITU SANTO QUE ES EL QUE NOS TRANSFORMA EL CORAZÓN Y HACE QUE LE AMEMOS Y, ASÍ, AMEMOS A LOS DEMÁS!!!

¡BENDITA SEA LA ASCENSIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO QUE NOS DICE: "HASTA PRONTO, AMIGOS, OS ESTOY RESERVANDO UN GRAN SITIO EN EL BANQUETE ENTERNO DE MI REINO Y, MIENTRAS, OS VOY A REVESTIR DE LA FUERZA DE LO ALTO PARA QUE SEÁIS CRIATURAS NUEVAS POR MEDIO DE MI INTERCESIÓN EN LA SANTA IGLESIA, MORADA DEL ESPÍRITU SANTO ...

¡JESÚS CONFÍA EN NOSOTROS Y NOS BENDICE DESDE EL CIELO! ÁLELUYAAA!

 

sábado, 1 de mayo de 2010

DIOS NOS HACE PARTÍCIPES DE SU PROPIA VIDA Y NOS DICE: ¡¡¡AMAOS CON MI AMOR!!!

...Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado. La señal por la que conocerán que sois discípulos míos, será que os amáis unos a otros".



...He aquí la respuesta a la exigencia más profunda del corazón humano:       ¡¡¡AMAR!!!

...Para esto nos ha creado DIOS...pero no para amar de cualquier manera, sino para amar como ÉL NOS AMAAA!

¿Se puede volver a vivir igual después de leer este pasaje del Evangelio?

¿Por qué después de tanto buscar y probar, y perderme, y caerme, y volver a buscar...yo volví a la Iglesia y decidí seguir a Cristo de nuevo?
Pues porque, definitivamente Él era el único que me enseñaba quién era DIOS realmente, era el único que me enseñaba, con su ejemplo, que DIOS es AMOR VERDADERO!!!

...Cuando descubrí esto, cuando verdaderamente miré a la CRUZ con este profundo conocimiento del Amor de DIOS, que entregó a su HIJO UNIGÉNITO para que participásemos todos de su VIDA PLENA, fue cuando me enamoré del AMOR sin condiciones...y, hasta ahora no ha habido nada que haya colmado tanto mi corazón como lo ha hecho la Presencia de Jesucristo Resucitado en mi vida...
Amando a las personas que DIOS ha puesto en mi camino, es como he podido conocer a Jesús... AMANDO, y no de otra manera...

Presenciando el AMOR VIVO Y FRATERNO en la Iglesia ha sido como Jesús me ha vuelto a dar signos de que su Espíritu sigue derramándose, porque todavía hay almas auténticamente cristianas que quieren acogerle...Y están en la Iglesia Católica, sí, DOY FE DE ELLO Y PUEDO PRESENTAROS A ALGUNAS!

Definitivamente, el querer está en nosotros, y el poder en Él...

...Hoy, más que nunca, veo que Jesucristo es el verdadero hijo del hombre, el que verdaderamente nos da la auténtica humanidad que merecemos, la que nos hace AMAR y, así, transformar el mundo en el Paraíso que nos promete y que ya nos está anticipando cada vez que hacemos caso a su mandato nuevo.

¿Cómo no obedecer a un DIOS como éste que nos regala su AMOR perfecto, desinteresado, infinito, pacífico...?

Si somos cada vez más humanos es porque la VIDA de Jesucristo se ha derramado en nuestros corazones y nos inspira a actuar como Él...
¡¡¡Por las obras nos conocerán, cierto es!!!

Pues le pido al Padre del AMOR, el ÚNICO DIOS que nos colma y nos entiende, el único que ha hecho que el AMOR sea más fuerte que el PECADO...le pido al ÚNICO DIOS de mi corazón, que me enseñe a amar como Jesucristo, su hijo, nos ama, y que me inspire, con los dones del Espíritu Santo, la fidelidad y obediencia de la Virgen María, para perseverar en mi camino!

¡Y le doy gracias por todos los hermanos y hermanas que ha puesto en mi camino como luz y ejemplo de su vida!

¡¡¡QUE LA PAZ Y LA ALEGRÍA DE CRISTO RESUCITADO ESTÉ SIEMPRE LLENANDO VUESTROS CORAZONES!!!

violetilla pulgarcina os quiere y os regala este cuento sobre...


UN CRISTIANO 
Un hombre que acababa de encontrarse con Jesús Resucitado, iba a toda prisa por el Camino de la Vida, mirando por todas partes y buscando. Se acercó a un anciano que estaba sentado al borde del camino y le preguntó:
-Por favor, señor, ¿ha visto pasar por aquí a algún cristiano?
El anciano, encogiéndose de hombros le contestó: Depende del tipo de cristiano que ande buscando.
-Perdone- dijo contrariado el hombre-, pero soy nuevo en esto y no conozco los tipos que hay. Sólo conozco a Jesús.
Y el anciano añadió: Pues sí amigo; hay de muchos tipos y maneras. Los hay para todos los gustos. Hay cristianos por cumplimiento, cristianos por tradición, cristianos por costumbres, cristianos por superstición, cristianos por obligación, cristianos por conveniencia, cristianos auténticos...
-¡Los auténticos! ¡Esos son los que yo busco! ¡Los de verdad! -exclamó el hombre emocionado.
-¡Vaya!-dijo el anciano con voz grave-.Hace ya mucho tiempo que pasó uno de esos por aquí, y precisamente me preguntó lo mismo que usted.
-¿Cómo podré reconocerle?
Y el anciano contestó tranquilamente: No se preocupe amigo. No tendrá dificultad en reconocerle. Un cristiano de verdad no pasa desapercibido en este mundo de sabios y engreídos. Lo reconocerá por su VIDA. Allí donde van, siempre dejan huellas.
A propósito de esto hermanillo te transcribo un texto que ha quedado como una joya de la literatura cristiana:
Los cristianos, en efecto, no se distinguen de los demás hombres ni por su tierra ni por su habla ni por sus costumbres. Porque ni habitan ciudades exclusivas suyas, ni hablan una lengua extraña, ni llevan un género de vida aparte de los demás. A la verdad, su doctrina no ha sido por ellos inventada, gracias al talento y especulación de hombres curiosos, ni profesan como otros hacen, una enseñanza humana, sino que habitando ciudades griegas o bárbaras, según la suerte que a cada uno le cupo, y adaptándose en vestido, comida y demás género de vida a los usos y costumbres de cada país, dan muestras de un tenor de peculiar conducta, admirable, y, por confesión de todos, sorprendente.
Habitan sus propias patrias, pero como forasteros; toman parte en todo como ciudadanos y todo lo soportan como extranjeros; toda tierra extraña es para ellos patria, y toda patria, tierra extraña. Se casan como todos; como todos engendran hijos, pero no exponen los que les nacen. Ponen mesa común pero no lecho. Están en la carne, pero no viven según la carne. Pasan el tiempo en la tierra, pero tienen su ciudadanía en el cielo.
Obedecen a las leyes establecidas; pero con su vida sobrepasan las leyes. A todos aman y por todos son perseguidos. Se los desconoce y se los condena. Se los mata y en ello se les da la vida; Son pobres y enriquecen a muchos. Carecen de todo y abundan en todo. Son deshonrados y en las mismas deshonras son glorificados. Se los maldice y se los declara justos. Los vituperan y ellos bendicen. Se los injuria y ellos dan honra. Hacen bien y se los castiga como malhechores; castigados de muerte, se alegran, Como si se les diera la vida. Por los judíos se los combate como a extranjeros; por los griegos son perseguidos, sin embargo, los mismos que los aborrecen no saben decir el motivo de su odio. Mas, para decirlo brevemente, lo que es el alma en el cuerpo, eso son los cristianos en el mundo. El alma está esparcida por todos los miembros del cuerpo, cristianos hay por todas las ciudades del mundo. Habita el alma en el cuerpo, pero no procede del cuerpo: así los cristianos habitan en el mundo, pero no son del mundo”.

domingo, 25 de abril de 2010

EL BUEN PASTOR BUSCA A TODAS SUS OVEJAS PERDIDAS...NADIE SE LAS ARREBATARÁ PORQUE ÉL MISMO ES DIOS!!!

¡HOY NOS LO HA DICHO CLARO EN EL EVANGELIO!


"Mis ovejas escuchan mi voz y yo las conozco y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna, no perecerán para siempre y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos y nadie pueda arrebatarlas de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno."
¡¡¡Jesús NOS AMA!!! ...Siempre nos lo dice de una manera o de otra...

Él es nuestro Buen Pastor y  nadie jamás podrá arrebatar a sus ovejas (que somos todos y cada uno de nosotros, aunque algunos no le conozcan todavía)

NADIE JAMÁS SE PERDERÁ PORQUE NUESTRO BUEN PASTOR ES DIOS MISMO, Y NO DESCANSARÁ HASTA QUE TODOS VOLVAMOS A CASA PARA VIVIR PLENAMENTE, PORQUE NOS HA CREADO PARA ÉL Y PARA EL CIELO!

Pero, como nos ha hecho libres, está en nuestra conciencia seguirle y permanecer en su rebaño fieles, o perdernos, con las consecuencias que sufrimos cuando lo hacemos...

HOY, EL SEÑOR ME DA OTRA OPORTUNIDAD DE VIVIR PLENAMENTE COMO OVEJA DE SU REBAÑO Y BUSCAR A MIS HERMANOS PERDIDOS...

ÓJALA QUE QUIEN ESTÉ LEYENDO ESTE MANUAL DE INSTRUCCIONES PARA DEJARSE ENCONTRAR Y AMAR POR DIOS, EL ÚNICO QUE PUEDE SACIARLE Y COLMARLE DE TODO BIEN, ASÍ COMO LIBREMENTE ESCOGIÓ SALIR DEL REBAÑO, LIBREMENTE TAMBIÉN VUELVA A CASA PARA CAMINAR HACIA SU DESTINO: LA FELICIDAD PLENA!

¡¡¡NUESTRA META ES DIOS, LA FELICIDAD PLENA, LA VIDA ETERNA!!!

MANUAL DE INSTRUCCIONES PARA OVEJAS PERDIDAS Y LIBRES: 

Una persona compra un coche, o una nevera o cualquier cosa… 

Siempre aquello que compra vendrá con su manual de instrucciones… ¿qué pasaría si incumpliéramos las más elementales normas del manual…? Que correríamos el riesgo de quedarnos sin coche o sin plancha o sin nevera o a lo mejor ¡sin vida!

Cuando hablamos de moral, es importante preguntarse quiénes somos y qué somos. Si fuéramos únicamente un producto del azar no tendría ningún sentido plantearse si nuestros actos son buenos o malos. Nos conformaríamos con que nuestros actos fueran útiles, agradables… 

Si Dios no existiera, el hombre sería su propio creador, el que decide según qué y cómo si algo está mal o bien (cf. árbol de la ciencia del bien y del mal). Estaría todo permitido.
Pero el caso es que somos criaturas. Hemos sido creados y diseñados por Dios con mayor precisión y mimo que el mejor automóvil, plancha o nevera. Tenemos un cuerpo espléndidamente concebido y un alma capaz de conocer y amar al mismo Creador. El hombre está en condiciones de penetrar con su inteligencia en los misterios más complejos de la naturaleza y de guardar esos conocimientos y transmitirlos de generación en generación creando así un patrimonio de cultura que hará posible ulteriores avances. 
Por ejemplo con el arte, nos atrevemos incluso a llamarnos creadores. Y en efecto creamos belleza con sonidos, colores, barro o palabras.
Pero el colmo de nuestra grandeza consiste en que somos libres, es decir, que nadie nos conduce, sino que nuestra voluntad elige autónomamente su camino. 
Pero… pero, pero.. nuestra naturaleza al hacer posible nuestra libertad, al mismo tiempo, la limita. Es decir, somos libres porque somos hombres. Por tanto, toda acción que atente contra lo que esencialmente somos, por muy libre que parezca, destruye la propia libertad porque nos deshumaniza. 

Según nuestra naturaleza tenemos un manual de instrucciones y si nos lo saltamos nos deshumanizamos porque vamos en contra de lo que somos.

Un ejemplo. Imaginemos que no estamos dispuestos a someternos a la ley de la gravitación universal. Tomamos carrerilla y nos lanzamos por la ventana porque como hemos decidido que no hay gravedad, no caeremos sino que flotaremos como los astronautas en el espacio.
¿Qué pasa? Que nos matamos. Nos encontramos pues con la aparente paradoja de que el hombre puede ejerciendo su libertad, corromperse o incapacitarse para ser auténticamente libre; y que, igual que somos capaces de espachurrarnos la cabeza o destrozarnos el hígado con el alcohol, también podemos ablandar nuestra voluntad, corromper la inteligencia, y así un largo etc.

Este manual de instrucciones del alma es lo que los filósofos llaman ley natural. No están escritas en ningún sitio sino en la propia naturaleza humana, por eso se llama “natural”. La mayor parte de las exigencia morales de nuestra madre la Iglesia son simplemente la aplicación de esa ley y tienden por tanto a hacernos más felices, más libres, más humanos.

La ley natural existe desde que el hombre es hombre. Somos seres racionales con cuerpo y alma. Esta ley natural expresa la dignidad de la persona y determina la base de sus derechos y deberes. Es divina, porque Dios es el autor de nuestra naturaleza y muestra al hombre el camino que debe seguir para practicar el bien y alcanzar su fin. (cf. El inventor) Es inmutable y permanece a lo largo de la historia sin variaciones. Aunque renegáramos de ella, no podríamos ni arrancarla del corazón ni destruirla. Resurge siempre en la vida de los individuos y sociedades. Está expuesta en sus principales preceptos en el Decálogo (los Diez Mandamientos). Sus exigencias, en ocasiones son difíciles de vivir, pero su cumplimiento, al acercarnos a Dios, nos hace más humanos y más libres. 
Esta ley afecta a los demás, es decir es la base moral indispensable para la edificación de la comunidad de los hombres.

Lo natural no coincide con lo espontáneo, con el gusto o con el sentimiento del instante. Mi naturaleza puede exigir en un momento determinado que me saquen una muela o una operación cosa que no es agradable y que no se afronta eufórico.

Al violar la ley natural ofendemos a Dios al decirle que su Amor expresado en el modo de nuestra creación no nos importa, sino que nosotros tenemos una manera mejor de “utilizar” nuestro coche. Pero también, no sólo ofendemos a Dios sino que también nos corrompemos poco a poco. Cuanto más grave sea la infracción mayor es el descalabro. Basta pensar, por ejemplo, en las consecuencias de la violencia en la que el mundo occidental parece sumergido desde hace décadas...

Por eso, hoy más que nunca, nuestro Buen Pastor en el Evangelio nos llama a ser sus ovejas, a utilizar nuestro manual de instrucciones para que libremente vivamos plenamente la vida, según su Corazón, el que nos ha regalado para que nos amemos, porque sin ese CORAZÓN, que es el que nos impulsa a hacer el Bien, a utilizar nuestra libertad para el Bien, no podríamos hacer nada!

Ańimo...yo también he estado perdida y he querido hacer con mi libertad y con mi DIOS lo que me ha dado la gana...pero al final, me he dado cuenta de que es ÉL quien me conoce a mí y quien me ha creado y me ha dado la libertad para ser feliz, y sin ÉL no puedo hacer nada...así que he vuelto a casa con la misma libertad con la que me fui, a mi verdadera casa que es la IGLESIA, y hasta que entendí qué era la IGLESIA con mayúsculas tuve que meditar y experimentar bastante, pero ahora que lo sé os invito a todos a que volvais y a que la conozcáis por dentro, de verdad...El Buen Pastor no dejará de llamarnos !!!









jueves, 22 de abril de 2010

LA SANTA CRUZ A LA LUZ DEL ESPÍRITU SANTO: ¡otro regalo de Pascua y nuestra única medicina para vivir plenamente!

¡Queridos hermanos!

Después de las últimas tentaciones, violetilla pulgarcina da fe y testimonio de que el verdadero regalo de la Pascua surge dentro del misterio de la Santa Cruz, cuando aceptamos entregarnos a ella con la certeza de que el Espíritu Santo nos va a dar la victoria en todas nuestras pruebas, porque, verdaderamente, Jesucristo ha resucitado para esto!!!

Este gran regalo lo vivimos cuando damos testimonio de que, acogiendo nuestras tribulaciones diarias como nos enseñó Jesús, somos salvados con los dones que el Espíritu Santo nos ha entregado para vencerlas.

Es en el camino de la Cruz iluminada por el Espíritu Santo, en el que verdaderamente encontraremos a Jesús Resucitado acompañándonos en nuestra dura tarea...
Por tanto, dejémonos contemplar y transformar a cada instante por la CRUZ DESNUDA Y SANTA, signo de que JESÚS nos ha entregado su vida a través del Espíritu Santo, y no temamos nada de lo que nos pase...

¡Ánimo, hermanos, si estáis siendo tentados! ¡Abracémonos diariamente a la CRUZ DEL RESUCITADO,  a la luz del Espíritu Santo enviado para ayudarnos, y tomémonos siempre esta medicina de AMOR que nos ha regalado nuestro Padre Celestial por amor y con amor. ¡Con ella, la gran promesa de Dios se hará presente en nuestras vidas!

¡¡¡NADIE TIENE AMOR MÁS GRANDE QUE EL QUE HA DADO LA VIDA POR SUS AMIGOS EN ESA SANTA CRUZ!!!...



CRUZ DE CRISTO: CRUCIFIJO 
(MEDICINA ANTE CUALQUIER ADVERSIDAD)

http://www.ponlacara.com/crucifijo/crucifijo.html

1. QUÉ ES EL CRUCIFIJO Y PARA QUÉ SE UTILIZA:

El principio activo del crucifijo es el Amor de Dios a los hombres, que se manifiesta de forma perfecta en la Cruz de Cristo, en su entrega plena.
"Cada uno de nosotros puede decir sin equivocarse: Cristo me amó y se entregó por mí" (Benedicto XVI).
Cristo es Médico y Medicina: "ninguna otra causa impulsó más a Cristo a venir al mundo que salvar a los pecadores. Si un gran médico bajó del Cielo, es porque había un gran enfermo que curar: todo el mundo" (San Agustín).

La Cruz es una invitación a la entrega personal y plena también por amor.
La Cruz es el signo más (+): lo que une el cielo y la tierra y lo que nos une a los hombres. Es símbolo universal de paz y amor: una llamada a la concordia, a la tolerancia, a la justicia y al perdón. Manifiesta la bondad de Dios y la libertad del hombre.

2. INDICACIONES:

La Cruz nos espera cada día. Se presenta de diversas formas: cansancios, tentaciones, problemas, enfermedades, desastres, muertes, contrariedades, etc.

El crucificado nos dice: "si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame".

Aseguran los expertos que muchas personas llaman cruces a realidades que no lo son. Son falsas cruces que se inventan en su imaginación por egoísmo, comodidad, alergia al sufrimiento, susceptibilidad, etc.

3. CONTRAINDICACIONES:

No se debe utilizar jamás la Cruz de Cristo para justificar la violencia y el rencor. El odio se contradice con el Amor, que es el principio activo de la Cruz de Cristo. Por esa razón, nunca se debe llevar una cruz o la imagen del Crucificado de forma indigna, ridiculizando y desnaturalizando su verdadero sentido.

4. PRECAUCIONES:

Desde el siglo I, la Cruz de Cristo no ha dejado indiferente a nadie. Unos se abrazan a ella por amor, y otros la consideran una locura: es el llamado escándalo de la cruz.

Es posible que, en un primer momento, acoger la Cruz de Cristo le parezca desagradable y costoso, al experimentar la renuncia y el sacrificio. Es un síntoma normal. No se preocupe. Cultive la esperanza; muy pronto actuará el principio activo del crucifijo y también experimentará la alegría del amor. Es el fruto del abrazo gozoso con Cristo Resucitado.

La Cruz de Jesús no asegura una vida cómoda, pero sí un corazón enamorado, a semejanza del Crucificado. La elección entre la comodidad y el amor depende de ud.

Ser amigo de la Cruz y vivir enamorado de Dios le llevará a comportarse de un modo distinto, con un estilo de vida que llamará poderosamente la atención en muchos ambientes. El Crucificado le dará fuerza y alegría para ir contracorriente, difundiendo eficazmente a su alrededor el principio activo de la Cruz: el amor, la felicidad.

5. ADVERTENCIAS:

Siempre cuesta llevar la cruz, especialmente cuando se presenta sin buscarla.

Si ha vivido lejos de Dios, es probable que experimente alguno de estos síntomas, con mayor o menor intensidad, según sus circunstancias:
Puede:
- costarle reconocerse pecador y no aceptar la realidad del pecado en su vida.
- vivir como si Dios no existiera.
- sufrir debilidad espiritual, especialmente si lleva mucho tiempo en esa situación.
- padecer algún trastorno interior: soberbia, lujuria, ira, avaricia, etc.
- haberle creado fuertes dependencias una vida moral desordenada.

Se conocen casos en los que el alejamiento de Dios ha llevado a la ansiedad, al consumismo, a la desesperanza, al materialismo, al cinismo, al fanatismo, al nihilismo, etc.

Si usted está embarazada comprenderá de una forma muy especial el sentido de la Cruz, ya que está padeciendo por amor las molestias de su embarazo, consciente de que su amor es vida y da la vida. Es lo mismo que hizo el Crucificado por nosotros: por medio de sus dolores nos dio la Vida y nacimos a la Vida eterna.

6. DOSIS:

En esta Medicina no hay riesgo de sobredosis. El corazón ansía el amor verdadero: "nos hiciste, Señor, para Ti, e inquieto estará nuestro corazón hasta que descanse en Ti" (San Agustín).

El proceso de curación del crucifijo sigue los pasos siguientes:
- en primer lugar, se reconocerá pecador y diagnosticará el mal como lo que es: un pecado personal: "la primera obra de la gracia del Espíritu Santo es la conversión. El hombre se vuelve a Dios y se aparta del pecado,a cogiendo así el perdón y la gracia de lo alto" (Catecismo).
- al mismo tiempo, brotará de su corazón un acto de contrición ante la Cruz de Cristo. No será una simple constatación o un lamento por los propios pecados, considerados como limitaciones, fallos o cosas que pasan, sino que será un verdadero dolor de amor por haber ofendido al Crucificado.
- ese acto de contrición le permite renovarse, partir de nuevo desde cero. Jesús dice: "hay más alegría en el Cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de penitencia".
- recuerde que tiene disponible a un sacerdote en la iglesia más cercana: "La Confesión es un renacimiento espiritual, que transforma al penitente en una nueva criatura. Este milagro de la gracia sólo puede realizarlo Dios, y lo cumple a través de las palabras y de los gestos del sacerdote" (Benedicto XVI).

7. MODO DE EMPLEO:

El crucifijo puede usarse de muy diversas formas, a cualquier hora del día o de la noche.
Procure usarlo diariamente:

El crucifijo se puede:
- llevar encima, del mismo modo que muchas personas llevan la fotografía de los que aman en su agenda, en su cartera, móvil, en su salvapantallas o en su coche. Los que aman a Cristo procuran llevar siempre con ellos su cricifijo, la Cruz de Cristo.

- situar en muchos lugares. la cruz preside - como signo de paz y amor - ciudades, montañas, cruces de caminos y edificios. Hay crucifijos en millones de hogares, ricos y pobres, de los cinco continentes. Al bautizar a los recién nacidos se les hace la señal de la cruz. Los niños llevan el crucifijo el día de su Primera Comunión. A muchos enfermos la visión del Crucificado les conforta y alienta en medio de sus sufrimientos. Miles de personas fallecen con el crucifijo entre sus manos, y el signo de la cruz predomina en el lugar donde reposan sus restos mortales en espera de la resurrección.

-mirar y dejarle hablar. "La Cruz es un libro vivo, del que aprendemos definitivamente quiénes somos y cómo debemos actuar. Este libro siempre está abierto ante nosotros" (Juan Pablo II) "¡Miremos a Cristo traspasado en la Cruz! Él es la revelación más impresionante del amor de Dios. Desde esa mirada, el cristiano encuentra la orientación de su vivir y de su amar. Al contemplar a Cristo, al mismo tiempo somos contemplados por Él" (Benedicto XVI).

-besar. El beso al crucifijo es una manifestación profunda de amor a Cristo. Se recomienda vivamente. "Tu crucifijo. -Por cristiano debieras llevar contigo tu crucifijo, y ponerlo sobre tu mesa de trabajo, y besarlo antes de darte al descanso y al despertar; cuando se rebele contra tu alma el pobre cuerpo, bésalo también" (Camino).

-convertir en oración. Esto se logra acudiendo a la imagen del Crucificado, y preguntándole, mirándole a los ojos: Jesús, Tú, que has muerto por mí, ¿qué quieres que haga?

La oración ante el crucifijo es una fuerza que renueva poderosamente el alma. Otorga energía espiritual para acometer los empeños más grandes. la mejor oración es la que el mismo Cristo nos enseñó: 

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre,
venga a nosotros tu reino,
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

8. EFECTOS SECUNDARIOS:

Tener cerca la Cruz de Cristo le llevará a:

- vivir con alegría, abandonado en las manos de Dios.
- superar con garbo las dificultades de cada día.
- tener fortaleza y personalidad para ir contracorriente, aunque en su ambiente social le consideren una persona exagerada.
- llevar una vida noble y limpia.
- santificarse en su trabajo y servir a los que viven y trabajan en su entorno.
- defender con valentía los derechos de Dios y la justicia social, la honestidad profesional, y a los más débiles y necesitados de la sociedad.
- abrir su corazón para escuchar la llamada de Dios a una entrega total.
- unir sus deseos más profundos a los deseos del Corazón de Cristo.
- hablar de Dios con desparpajo.

9. SI OMITIÓ TOMAR ESTA MEDICINA:

(por pereza, ignorancia o intencionadamente)

Está ampliamente comprobado que lejos del amor de Cristo - la única medicina que sana el corazón del hombre - se presentan con más virulencia algunos efectos adversos, frutos del pecado.

Toda persona los experimenta en su interior, de modo diverso y con intensidad variable. Se han descrito los siguientes síntomas, entre otros:

- erupciones de rencor y alteraciones en la capacidad para olvidar las ofensas.
- tartamudeo al articular palabras de perdón.
- disminución de la compasión y de la comprensión ante los fallos ajenos.
- incontinencia de la ira, la lujuria y la soberbia.
- vértigos de vanidad.
- secreción salivar paradógica, abundante para las quejas, la crítica y la murmuración; y sequedad de boca para hablar de Dios en voz alta.
- visión borrosa de la realidad: donde hay hermanos se ven enemigos.
- náuseas de egoísmo, que llevan a ignorar o a despreciar a los más débiles.
- confusión moral.
- tendencia a la pereza, a la injusticia, al robo, etc.
- insensibilidad ante las necesidades ajenas.
- brotes de irascibilidad, con proclividad al insulto y a la denigración.
- amnesia de los pecados cometidos y pérdida parcial de memoria que pretende justificar la mentira.

En casos extremos se puede llegar al odio, la violencia, el asesinato, etc.

Es frecuente que se produzcan efectos visibles y constatables desde el punto de vista somático. En muchos casos, se detectan fácilmente en la mirada.

Es aconsejable realizar, con la ayuda de Cristo, una autoexploración interior, para conocer cuáles de estos síntomas -y en qué medida- se padecen personalmente.
Si tienen carácter grave, debe acudir lo antes posible al Medico -el sacerdote es su representante en el confesionario- para que le perdone, le sane y le devuelva la paz.
La Confesión es el sacramento de la alegría.
Confesarse = fiesta = alegría: en el Cielo y en el corazón.

A continuación se recomienda vivamente recibir al Señor en la Eucaristía. Conviene recordar que "quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar" (Catecismo).

10. DURACIÓN DE ESTE TRATAMIENTO:


Recuerde: cuanto más se una a la Cruz, mayor será el influjo de su principio activo.
Su uso intenso y continuado potenciará el efecto del amor en las diversas facetas de su vida.

11. CADUCIDAD:

Este medicamento no tiene fecha de caducidad. La Cruz de Cristo es la Medicina definitiva. No caduca nunca: "donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia" (San Pablo).

12. PRESENTACIÓN:

Crucifijo de metal con la imagen de Cristo Crucificado. La Cruz original era de madera tosca. La crucifixión era la tortura más atroz, el castigo reservado a los esclavos.

* Mantenga el crucifijo al alcance y a la vista de los niños, jóvenes y mayores (todos encontrarán en la Cruz de Cristo la verdadera felicidad, para sí mismos y para los demás).

* Junto a la Cruz se encuentra su Madre -nuestra madre- María. Tiene a dos hijos frente a frente: a Jesús crucificado y al lector de este prospecto.

(Copyright: Iglesia del Espíritu Santo, Serrano 125, 28006, Madrid. ponlacara@ponlacara.com)






Este es el que yo utilizo, porque me llena de Paz y Esperanza!!!

miércoles, 7 de abril de 2010

ENCUENTRO CON JESÚS VIVO EN SU PALABRA (recomendaciones para la lectura orante de la Palabra)

VERDADERAMENTE, JESÚS HA RESUCITADO, Y LO VAMOS A IR DESCUBRIENDO DE MUCHAS MANERAS, SI LE DEJAMOS ENTRAR EN NUESTRO CORAZÓN...

...HOY, COMO LOS CAMINANTES DE EMAÚS, PODEMOS ENCONTRAR A NUESTRO SEÑOR VIVO EN LOS ACTOS DE LA VIDA COTIDIANA, EN LA EUCARISTÍA Y EN LA PALABRA, PERO ANTES, TENEMOS QUE ENTREGARLE NUESTRO CORAZÓN PARA CAMINAR CON ÉL...

PARA ENCONTRARNOS CON EL RESUCITADO EN LA PALABRA NO PODEMOS CONFORMARNOS CON LEER SUPERFICIALMENTE LOS TEXTOS QUE NOS PROPONE LA LITURGIA HOY, SINO QUE TENDREMOS QUE CONTEMPLAR EL EVANGELIO DE MANERA PROFUNDA Y ORANTE PARA ASÍ TRANSFORMAR NUESTRAS VIDAS MEDIANTE SU PODER, ACOMPAÑADOS DE LA FUERZA DE LA EUCARISTÍA, QUE NOS ENTREGARÁ TODOS LOS DONES QUE NECESITEMOS DEL ESPÍRITU SANTO:


Primero, invoquemos con toda nuestra Fe al Espíritu Santo. Antes de inciar la lectura, le pediremos que descienda sobre nosotros, como hizo con los Apóstoles, y que abra, así, los ojos de nuestro corazón...

Podemos ayudarnos de esta oración: ...¡Dios nuestro, Padre de la Luz, Tú has enviado al mundo a tu Hijo, Palabra hecha carne para mostrarte a nosotros los hombres...Envía sobre nosotros tu Espíritu Santo, para que encontremos a Jesucristo en esta Palabra que viene de Ti, a fin de que lo conozcamos más intensamente y conociéndolo lo amemos más plenamente, llegando así a la bienaventuranza en nuestras vidas...

Después, tomemos la Biblia en nuestras manos, no como un libro cualquiera, sino sintiendo que contiene la Palabra revelada de Dios  y que, a través de Ella, nos quiere hablar personalmente y acompañarnos en este día...
Leeremos atentamente, despacio, varias veces el texto, tratando de escucharlo con todo nuestro corazón, toda nuestra inteligencia y todo nuestro ser. Y así, del silencio exterior pasaremos al silencio interior, convirtiendo la lectura en escucha  y contemplación viva...

A continuación, reflexionaremos con nuestra inteligencia iluminada de la Luz de Dios, los textos escuchados interiormente (podemos ayudarnos para profundizar en su significado de comentarios patrísticos o exegéticos) ,  y abandonaremos nuestras facultades intelectuales a la Voluntad de Dios, buscando siempre la vida y las enseñanzas de Jesucristo  como el centro de toda la Escritura...(La Ley, los profetas, los apóstoles hablan siempre de ÉL). Meditaremos las palabras en el corazón e intentaremos aplicarlas a nosotros mismos, a nuestra situación, pero sin perdernos en nosotros mismos y siempre buscando la Voluntad de Dios, qué nos quiere decir Dios en ese momento, mirando más a Cristo, que es quién nos transfigura, y no a nosotros mismos.

Oraremos, entonces, al Señor, que nos ha hablado a través de su Palabra y le responderemos a esas invitaciones, amonestaciones o llamadas que nos ha hecho, llenándonos de su Espíritu Santo...Y entonces, le daremos gracias, le alabaremos y le pediremos lo que necesitamos, aunque ÉL ya lo sabe...Atraídos por el rostro del Señor intentaremos mirarle a Él y seguirle, poniendo nuestras facultades creativas, sensibles, emotivas, al servicio obediente de la Palabra que nos ha hablado al corazón...

Y así, unidos al Señor, contemplaremos con Sus Ojos todas nuestras cosas (a nosotros mismos, a nuestros problemas, a nuestras circunstancias, etc.)...Viéndolo todo con los ojos de Dios conoceremos la Paz y aprenderemos a sentir y a pensar con la grandeza de Dios. Todo nos ocurre por su Gracia y todo lo que nos pasa está orientado  al final a la manifestación del amor divino, pero como nos ha hecho libres, quiere que le busquemos y le pidamos entrar libremente...
Llegados a esta experiencia de contemplación con sus Divinos Ojos, ya no podremos seguir reflexionando de modo discursivo e intelectual sobre la Palabra, sino que participaremos en el fuego de la comunicación y de amor más allá del Silencio con la intimidad de Dios en nuestro corazón !!!

Y entonces, conservaremos en nuestro corazón, esa Palabra recibida, como María. Y conservada, guardada y recordada en el corazón, acudiremos a ella a lo largo del día y permaneceremos atentos a los signos que se nos presenten para poder obrar con Ella, según los dones recibidos...

Si verdaderamente hemos escuchado de esta manera la Palabra, es nuestro compromiso ahora, como cristianos, ponerla en práctica en el mundo, según lo que Dios nos haya dicho...Por tanto, la escucha de la Palabra implica obediencia, responsabilidad, decisiones, desde el corazón recibido de Jesús Resucitado...

Y de esta manera, ÉL estará con nosotros siempre y nos regalará los frutos de su Espíritu Santo: amor, alegría, paz, paciencia, benevolencia, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio de nosotros mismos...

Ójala que el Señor nos acompañe en este día y podamos dar testimonio de su Resurrección allá donde vayamos...

violetita, caminante de la mano con Jesús Nazareno!